consejos para dormir mejor

Consejos para dormir mejor. La guía definitiva para dormir mejor.

Hay muchos factores que pueden influir en nuestro descanso: estrés en el trabajo, responsabilidades y obligaciones del hogar, enfermedades, un momento personal difícil… Teniendo en cuenta todo esto, es comprensible que a veces la calidad de nuestro descanso se vea afectada y resulte difícil conciliar el sueño.

Aunque es imposible controlar estas cosas que te hacen dormir peor, sí que puedes adoptar hábitos y seguir estos consejos para dormir mejor.

10 consejos para dormir mejor

  1. Establece unos horarios y rutinas

Nuestro descanso, como todos, necesita algo de organización. Para dormir bien intentar irse a dormir y despertarse cada día a la misma hora, puede ayudar. Una vez tu cuerpo lo haya cogido como un hábito, asociará ese momento al descanso y aprenderá a dormirse más rápido. La cantidad de horas de sueño recomendadas para un adulto es un mínimo de 7 horas, trata de no dormir más de 8 horas y que la diferencia entre las horas que descansas entre semana y durante el fin de semana, no sea más de una hora.

  1. Reserva la cama para dormir y para el amor

Puede parecer una tontería, pero el mejor truco para dormir es tumbarnos en la cama para dormir. Si quieres descansar mejor, reserva el sofá para otras actividades, especialmente las que implican una pantalla, como ver la televisión, revisar las redes sociales, leer el correo o jugar con el móvil.

  1. La comida afecta a tu descanso

Trata de no irte nunca a la cama con hambre, pero tampoco te pases cenando y te vayas a dormir sintiendo que vas a reventar. Las comidas abundantes provocan una pesadez que nos puede mantener despiertos durante horas.

  1. Si fumas, esto no te va a gustar

El tabaco es una de las peores sustancias que podemos proporcionarle a nuestro organismo. Pero esto ya lo sabes.

Fumas es, además, uno de los hábitos contraindicados para las personas que tienen problemas para dormir bien, ya que la nicotina evita que nos quedemos dormidos con facilidad.

  1. Mala noticia para los adictos a la cafeína

El café, el té o los refrescos pueden ser un mal aliado del sueño. Hay quienes no pueden tomarse un café después de las 13:00h porque no pueden dormir por la noche y quienes dicen que pueden beberse un café y echarse a dormir. Sea como sea, la cafeína te afecta en mayor o menor medida y, probablemente, dificultará que duermas por la noche. En el caso de té, además de la teína, puede hacer que sientas la necesidad de levantarte a hacer pis por la noche.

  1. Limita tu consumo de alcohol

El alcohol afecta a tu sistema nervioso, ayudándote a quedarte dormido con más facilidad, pero también puede afectar negativamente, haciendo que te despiertes varias veces por la noche. Interrumpiendo así tu sueño y empeorando tu descanso. Además, afecta negativamente a los ronquidos y otros problemas de respiración.

  1. Crea un entorno relajado

Debes convertir tu dormitorio en un templo para el descanso. Las pantallas deben quedarse fuera del lugar donde duermes y lo ideal es que sea una habitación oscura, relativamente fresca y tranquila.

Si ya tienes la primera parte controlada, hay actividades como la meditación, un baño o leer, que pueden ayudarte a relajarte antes de acostarte.

  1. Nosotros también adoramos las siestas, pero que sean cortas

Todos sabemos que dormir la siesta tiene cantidad de beneficios. Pero estos desaparecen cuando estas cabezadas se prolongan demasiado. La duración perfecta de una siesta son 20 minutos. Si duermes mucho durante el día, puedes tener dificultades para dormir por la noche.

  1. Haz ejercicio

Hacer deporte antes de dormir tiene 4 beneficios principales: el primero es obviamente una mejor salud en general, el segundo que al estar cansado te dormirás más rápido y tendrás más horas de sueño profundo, por último, incorporar actividad física a tu rutina diaria hará que te despiertes menos días por la noche. No hace falta que sea un deporte muy exigente, ni pasar horas ejercitando nuestro cuerpo. Si puedes, evita hacer deporte justo antes de irte a dormir.

  1. No luches contra lo que no puedes controlar. Si no puedes dormirte, levántate.

Si en 20 minutos sigues despierto, el mejor truco para dormir es levantarse y hacer algo que nos relaje: lee un poco y luego vuelve a la cama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.