Colchones en Gran Canaria

Tenemos un colchón para ti,
sea cual sea tu gusto, tu altura o tu peso

Si no eres muy corpulento y duermes sólo, un tamaño de 90×190 cm puede ser suficiente aunque tendrás otras opciones cómo 80×190 o 105×190. Si duermes en pareja necesitarás medidas superiores a 135 cm de ancho, entre las que podrás escoger 150, 160 (Queen Size), 180 (King Size) o 200. Tu altura determinará el largo aconsejable de tu colchón. El largo estándar de colchones es 190 cm pero si mides entre 180 y 190 cm la elección de tu colchón debería ser de 200 cm de largo.

El colchón está compuesto de dos partes fundamentales:

La carcasa o núcleo: Es la parte clave del colchón y la responsable de determinar el nivel de firmeza del mismo según sus características. Puede ser de diferentes tipos de muelles ( Ensacado / Bonell / Hilo Continuo) o de otras tecnologías como látex, viscoelástico, espumas de alta densidad, especiales como soja, gel o la combinación de diferentes tipos de las anteriores.
Capas acolchadas del colchón: Son las primeras capas que están en contacto con el cuerpo. Acogen y proporcionan la suavidad y el confort en la primera toma de contacto y normalmente se componen de combinaciones de fibras, espumas multicelulares, lino, lana, algodón, seda, cashmere, látex o viscoelásticas. Entre las capas acolchadas y el núcleo se encuentran los separadores y los amortiguadores, además de otros refuerzos para los colchones, lo que mejorará su rendimiento y hará que te sientas más cómodo y te dure más tiempo.

Grados de firmeza de un colchón

Suave

Medio

Firme

Extra firme

Renueva tu colchón

Llevas durmiendo casi 10 años en tu viejo colchón y observas que la superficie del mismo está suelta o arrugada… Además cuando te tumbas sientes algún muelle o zona rígida. Algunas personas incluso escuchan ruidos en el interior.

Cuando duermes acompañado caéis los dos hacia el centro sin quererlo y a veces te levantas con dolor de cuello y/o espalda y te preguntas… ¿Necesito un colchón nuevo? La respuesta es si.

Lo mismo pasa si tu somier o base está inclinada o en mal estado o si observas que patas y elementos de fijación están en mal estado. Con la almohada, basta con ver que no tiene una superficie uniforme… En todos estos supuestos, la respuesta es si. Debes cambiar tu equipo de descanso.